sábado, 11 de octubre de 2008

habba as-sawdà

Semilla negra :AL-HABBAH AS-SAWDA
الحبة السوداء

Abu Huraira (R.A) relató que el Mensajero de Allah, sallallahu 'aleihi wa sallam, dijo: “al habba as-saudà es un remedio para todas las enfermedades excepto la muerte”.

La utilización de al-habbah as-sawda, semilla negra o ajenuz, está enraizada en la sunnah del Profeta Muhammad, sallallahu aleihi wa sallam, por lo que su uso es muy habitual y extendido, hay muchos artículos elaborados a partir de esta semilla. Es una planta medicinal con propiedades extraordinarias.
Usos
Infusión: Dos gramos de semillas troceadas se añaden a 200 ml de agua previamente hervida y todavía caliente, dejándolo en contacto durante 12 minutos, transcurridos los cuales se procede a filtrar; el líquido obtenido se puede tomar dos veces al día para conseguir un efecto diurético. En pequeñas cantidades facilita la digestión y evita flatulencias.
Cocimiento: Se añaden cinco gramos de semillas a 400 ml de agua; se lleva a ebullición, manteniendo esta temperatura durante tres minutos; luego se deja enfriar lentamente durante diez minutos más, agitándolo ocasionalmente y filtrándolo después, para obtener un líquido limpio que se puede emplear como colutorio para aliviar el dolor dental.
También se ha empleado como como despigmentante para eliminar manchas y pecas sobre la piel, ya que presenta una ligera acción queratoplástica y queratolítica que destruye la queratina de la piel, penetrando en una zona más profunda y eliminando las manchas más superficiales. El empleo del extracto de semillas concentradas, aplicadas sobre verrugas o callosidades, puede eliminarlas.
-El aceite de semilla aumenta la producción de leche, por lo que se ha utilizado ampliamente como galactagogo. En grandes cantidades puede ser abortivo, así que mucha precaución si estáis embarazadas.
Mediante un saumerio se pueden exterminar pulgas, moscas, y mosquitos. También se rocía con ella las prendas de lana, para evitar los ataques de polillas.
No se debe abusar de ella, ya que por su contenido en melantina puede resultar tóxico en grandes cantidades.
Uso Culinario
- Desaparecido su uso españa, aún se sigue utilizando en Oriente Medio y en el Maghreb.
- En pequeñas cantidades facilita la digestión y evita ventosidades.
- No se debe abusar de él, ya que por su contenido en melantina es tóxico.
-Se utiliza como sustituto de la pimienta, sobre todo para personas que son delicadas de estómago, por eso es recomendable para personas que no puedan consumir pimienta.
-Las semillas de ajenuz tienen sabor picante aromático, parecido a la pimienta, con cierto olor a nuez moscada.
-Se utiliza en comidas grasas: cordero asado, así como en todas las comidas que produzcan flatulencias, pues sirven para facilitar y estabilizar la digestión.
- Mezcla bien con cebolla y ajo.
- Con las semillas se prepara pan aromatizado.
CÓMO CULTIVARLA EN CASA
Es una planta muy fácil de mantener. Estos ejemplares se cultivaron en jardineras junto con otras plantas, en un balcón. Simplemente se pone en la tierra a comienzos de primavera, sin cubrirla a penas. Al cabo de una semana, comienzan a germinar. Se deben regar solo cuando la superficie de la tierra se note un poco seca. Podemos incluso descuidarnos un poco sin problemas porque es una planta que tolera cierta sequía. Requiere una exposición soleada o por lo menos muy iluminada.
En un mes y medio, aproximadamente, aparecerán hermosas y enigmáticas flores que recuerdan a la "Passiflora". Posteriormente las flores, se autofecundarán, bi-idnillah (con el permiso de Allah) y darán paso a unos frutos coronados por cinco puntas, que después se engrosarán y serán incluso decorativos una vez secos. Estos contienen numerosas semillas que aprovecharemos para sembrar en la próxima temporada inshaAllah. Es una planta anual, así que, si se muere una vez han madurado todos sus frutos, ¡es normal!
COMPONENTES
Materiales o componentes: Aceite esencial (timoquinona, nigelona), Aceite fijo, saponinas glucosídicas (melantina), Alcaloides (nigelina), compuestos carbonílicos (nigelona). Las semillas del ajenuz (negras y rugosas) se emplean, desde tiempos remotos, en medicina y como condimento. Contienen un 40% de aceite, el cual se compone de glicéridos de los acidos mirístico, palmitico y estearico.
En casa hemos utilizado ampliamente este aceite, y doy fe de lo bueno que es, lo tomamos en ayunas, echando unas gotitas con la infusión (de tomillo, por ejemplo). También usamos las semillas al natural, añadiéndoles miel y tomando una cucharada en ayunas. Y vosotros, ¿la habéis probado? ¿queréis compartir vuestras experiencias?

2 comentarios:

dessert rose dijo...

hola lluvia, interesante lo de la semilla negra.
mi esposo compro el anio pasado para darle alas nenas cuando se resfrian y no sabia que era de uso mutliple, te cuento que hasta que no encontre el hadiz donde mencionaba la semilla noles di;-) de desconfiada que es uno vio:)
saluditos

la rosa del desierto:P

Aisha dijo...

Alsalam aleikoum wa rahmatulahi wa barakatuh... yo he usado el aceite en el pelo, para darle un poco de brillo porque lo tenía un poco estropeado. Va bien, alhamdulillah. Lo he probado sobre la piel, porque en invierno haciendo el wudu se me reseca mucho la piel de la cara... AVISO!!! hay que tener mucho cuidado en que no entre en contacto con los ojos, porque escuece; a mí no me ha pasado, pero mi marido me lo ha advertido. También sabía lo de tomarlo en infusión o con miel, aunque nunca lo he probado.
Besos y abrazos... fi amaani Allah